*Escribe tu pregunta para encontrar consejos que te harán sentir bien.

¿Cómo vas a cuidar tu piel este verano?

Compártelo Facebook Twitter

Lociones, sprays y barras ¿cuál opción elegir?

 

El formato de la protección que elijas va a depender específicamente de las actividades que hagas y de tu gusto personal. Lo que sí debes saber es que cualquiera de estos formatos te ofrecerá la protección que necesitas si tienes el factor adecuado.

Las lociones y cremas suelen ser más hidratantes, favoreciendo el cuidado si tienes piel seca. Por otra parte, la protección en formato spray es totalmente recomendable para personas con menos tiempo, ya es mucho más fácil de aplicar. Otro punto importante es que cubre de mejor forma las pieles con abundantes vellos.

Lo que sí debes tener en consideración es aplicar una buena cantidad para que efectivamente cubra totalmente la zona expuesta al sol.

En cuanto a los protectores en formato barras, debes saber que se secan mejor y pueden servir para áreas sensibles como son los contorno de los ojos. Y si haces deporte ¡es bueno que sepas que hay productos para ti! Los hay en distintos formatos, pero también existen productos acorde a tus necesidades y que gracias a sus formulaciones que permiten que se adhieran mejor a la piel.

¿Y las cremas que te aplicas a diario?

¡Este dato te va a sorprender! Según estudios, las cremas hidratantes o cosméticas que suman filtro UV a su composición, protegerían menos, pero no porque sean poco efectivas, sino porque se tiende a usar menos cantidad de este producto. La mayoría de las personas las asocian más a su función de cremas y se olvidan un poco del efecto bloqueador, por lo que aplican dosis menores de las necesarias, ¡una locura! Así que comienza a confiar más en ellas y aplícalas con seguridad.

 
¡A aplicarse bloqueador!

A la hora de exponerse al sol ¡lo más importante es usar un factor alto de protección solar! Lo indicado es aplicar 20 minutos antes de la exposición, un factor que sea al menos 40, especialmente si tu piel es clara. Y si vas a estar mucho rato a pleno sol, es importante que te des el tiempo de re-aplicar al salir del agua, al haber transpirado mucho, o cada 2 horas.

Otra medidas básicas, pero sumamente importantes: Se recomienda de todos modos evitar la exposición en los horarios más críticos, es decir entre las 11 y las 16 horas, y hacer uso de accesorios que puedan protegerte, tales como sombreros, vestimenta con protección UV, anteojos de sol y sombrilla, entre otros.

Si tienes niños menores de seis meses, no se recomienda el uso de bloqueador en ellos y menos aún la exposición al sol, por lo sensible que es la piel de los lactantes. Pero como el verano es un período en que es difícil lograr cumplir con esa prohibición, te recomendamos consultar con tu médico de cabecera.

El contenido de esta página web es solo indicativo de conductas que en general son catalogadas como saludables y no son en ningún caso una solución médica. Ante cualquier malestar consulte siempre con su médico. No se automedique.