*Escribe tu pregunta para encontrar consejos que te harán sentir bien.

En estas vacaciones cuidemos nuestro corazón.

Compártelo Facebook Twitter

Todo en exceso hace mal

Si esta frase la has escuchado toda la vida ¡es porque tiene mucho de razón!, especialmente si se trata de nuestra salud. Mientras que para algunos el verano y las vacaciones son sinónimos de descanso, para otros el alcohol, el calor, la alimentación y los cambios de hábito pueden convertirse en pan de cada día. Si no medimos nuestras acciones, estas nos pueden jugar una mala pasada.

El calor y los vasos sanguíneos

Estar expuestos al calor hace que los vasos sanguíneos se dilaten y junto con eso, la presión arterial aumente a niveles importantes. Por eso es aconsejable que te mantengas siempre hidratado y estar atentos a las señales de tu cuerpo para prevenir.

Las alturas y sus efectos en el corazón 

Todos deseamos explorar y conocer lugares nuevos durante nuestro tiempo libre, pero a veces, nuestro cuerpo no se encuentra preparado o no es apto para realizar deportes o actividades que requieran un alto nivel de exigencia. Los lugares que tienen más de 2.000 metros sobre el nivel del mar pueden ser muy peligrosos y causar aumento de la presión arterial. Esto se debe a que a mayor altura, menos oxígeno tenemos. Si tu corazón está dañado o tienes antecedentes cardiovasculares, tu cuerpo trabajará mucho más.

El alcohol y sus riesgos

La fiesta y sus excesos también pueden ser perjudiciales, es por eso que debes tener mucho cuidado con el consumo de alcohol y también con qué lo mezclamos. Hacerlo de manera desmedida puede causar trastornos en el ritmo cardiaco y cierto grado de insuficiencia contráctil. 

Precauciones

Planea tus vacaciones con una visita al médico y una toma de exámenes. Así podrás disfrutar de todos los planes organizados con tu familia o amigos, sin ningún temor.

Si eres una persona que tiene antecedentes cardíacos o patologías de esa índole, tal vez no sea muy buena idea visitar lugares con difícil acceso. Elige tu destino con consciencia y deja estos lugares aislados para las excursiones durante el día. En caso de emergencia es importante estar muy preparados, por eso es importante no olvidar nada en tu botiquín de emergencia.

Disfruta moderadamente, descansa lo suficiente y no te arriesgues. Que estas vacaciones sean el descanso que tu cuerpo necesita para sentirte bien, depende de ti.

El contenido de esta página web es solo indicativo de conductas que en general son catalogadas como saludables y no son en ningún caso una solución médica. Ante cualquier malestar consulte siempre con su médico. No se automedique.