*Escribe tu pregunta para encontrar consejos que te harán sentir bien.

Los SÍ y los NO del maquillaje

Compártelo Facebook Twitter
Seamos honestas… ¿has usado gel de ducha para lavar tu rostro? o ¿laca para fijar el maquillaje? Revelaremos los trucos de belleza que deberías dejar de hacer y los que no.

Usar laca para fijar el maquillaje

¡No vuelvas a considerar aplicar este producto en tu rostro! Es potencialmente dañino y contiene alcohol, lo que puede producir que tu rostro no se logre humectar. Prefiere un polvo translúcido y maquillaje de larga duración.

Usar papel higiénico en vez de pétalos de algodón para remover el maquillaje

El papel higiénico no es la mejor opción ya que es un poco insalubre, sobre todo si consideramos el área de los ojos. El papel higiénico suele romperse y dejar partículas cuando se mezcla con productos para remover el maquillaje. En vez, te sugerimos usar papel de cocina ya que es más grueso y tiene la capacidad de absorber los productos líquidos.

No lavarse la cara por la mañana

El impacto de no hacer esto dependerá de cuán bien lavaste tu rostro la noche anterior. Si estuviste todo el día por la ciudad, de seguro que tu rostro estará lleno de entes contaminantes, esto produce que el colágeno natural del rostro se quiebre y se generen problemas de pigmentación. Por esta razón debes lavar tu rostro por la noche antes de ir a dormir y en la mañana.

Usar máscara de pestañas en las cejas

Ok… si estás haciendo esto ¡Deja de hacerlo! La máscara de pestañas es muy pesada para ser utilizada en las cejas, además el cepillo es muy grande, de seguro el resultado es un desastre. Además, las cejas acumulan tierra, lo que puede provocar infecciones en los ojos al aplicarlo luego en las pestañas.

Usar labial como rubor

Hacer esto no es tan malo, de hecho, usar el mismo color en labios como en mejillas puede generar un buen look. Si lo haces, evita mezclar colores de labiales muy distintos porque puedes dejar un desastre en tu rostro.

El contenido de esta página web es solo indicativo de conductas que en general son catalogadas como saludables y no son en ningún caso una solución médica. Ante cualquier malestar consulte siempre con su médico. No se automedique.