*Escribe tu pregunta para encontrar consejos que te harán sentir bien.

Vitamina C: El poder de los cítricos

Compártelo Facebook Twitter

Una vitamina clásica

La vitamina C, o también llamada ácido ascórbico, es esencial para el desarrollo del ser humano, ya que funciona como un antioxidante que combate la vejez prematura, artritis y hasta puede prevenir patologías cardiovasculares. Se puede encontrar principalmente en frutas como el kiwi, mango, papaya y también en vegetales como el brócoli y la coliflor, entre otros.  Por eso se ha convertido en una vitamina tan querida, porque es fácil obtenerla y su sabor cítrico ¡puede hacer maravillas! 

Sus beneficios

Esta vitamina cítrica es muy útil al momento de reparar los tejidos, ya que ayuda con la formación de colágeno natural ¡Genial para la curación de heridas y para detener el deterioro de huesos y dientes! También se comprobó que con 100 mg. de esta vitamina diaria, los hombres y mujeres no fumadores pueden prevenir enfermedades cardiovasculares

El poder de esta vitamina es tan grande que ayuda a generar glóbulos blancos, los cuales se encargan de fortalecer nuestras defensas ¡Excelente para prevenir resfríos y también para sanarse de ellos!  

Vitamina que debes incluir en tu vida

Ahora que sabes dónde encontrarla y sus beneficios ¡Comienza a llenarte de sus propiedades! Siempre te recomendaremos el tener una dieta equilibrada, si aún no logras tenerla puedes disfrutar de su poder con suplementos individuales y también en multivitamínicos. Si fumas o estás embarazada deberás consumir 35 mg. más para que sean posible sus efectos positivos. 

Esta vitamina no se obtiene del cuerpo, por lo que es muy importante el obtenerla de fuentes externas, especialmente en esta época de cambios en la temperatura. ¡Comienza a balancear tu alimentación y prepárate para sentirte bien este invierno!

El contenido de esta página web es solo indicativo de conductas que en general son catalogadas como saludables y no son en ningún caso una solución médica. Ante cualquier malestar consulte siempre con su médico. No se automedique.